Tuesday, April 25, 2017

Senado sanciona ley que crea Empresa de Litio

El pleno de la Cámara de Senadores sancionó ayer el proyecto de ley que crea la Empresa Pública Nacional Estratégica de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB), en sustitución de la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos, entidad que estará bajo tuición del Ministerio de Energías.

“Ojalá que pronto los potosinos puedan disfrutar de las regalías del litio como disfrutan los chapacos, los cruceños, los chuquisaqueños de las regalías y todos los impuestos que tienen que ver con el gas y el petróleo; y ojalá que en unos años estemos haciendo un balance positivo en este tema”, dijo el presidente del Senado, José Alberto Gonzales, al momento de sancionar la norma.

YLB será la responsable de realizar las actividades de toda la cadena productiva del litio, que incluye la prospección, exploración, explotación, beneficio o concentración, instalación, implementación, puesta en marcha, operación y administración de los recursos evaporíticos, complejos de química inorgánica, industrialización y comercialización.

Esa empresa desarrollará los procesos de química básica de sus recursos evaporíticos con una participación 100% estatal para la producción y comercialización del cloruro de litio, sulfato de litio, hidróxido de litio y carbonato de litio; cloruro de potasio, nitrato de potasio, sulfato de potasio, sales derivadas e intermedias y otros productos de la cadena evaporítica.

La norma establece que la empresa también tendrá a su cargo los procesos posteriores de semi-industrialización, industrialización y procesamiento de residuos. (ABI)

Wednesday, April 19, 2017

Chile aprovechará sus vastas reservas de litio



Chile se está preparando para aprovechar la demanda global de vehículos eléctricos conforme compañías de Corea del Sur, China, Japón y Europa hacen sobreproyectos de fabricación vinculados a las vastas reservas de litio, un componente clave en las baterías que alimentan los coches, así como los teléfonos celulares y los relojes inteligentes.

A las compañías ganadoras se les garantizará el 25 por ciento de la producción de litio del productor estadounidense Albemarle al costo más bajo disponible en el mercado, de acuerdo con Eduardo Bitran, vicepresidente ejecutivo de la agencia de desarrollo del país, la Corporación de Fomento de la Producción de Chile (Corfo), la cual asigna permisos para la producción de litio en el país.

El país latinoamericano quiere atraer la fabricación de los componentes de las baterías, como cátodos y electrolitos, conforme aumenta la demanda de vehículos eléctricos, dijo Bitran.

"El litio es escaso y hemos visto cómo se han disparado los precios del mercado de contado", dijo. "Tendrán, por un período de tiempo muy largo (25 años o más) suministros seguros, y también precios constantes".

Chile tiene las mayores reservas de litio del mundo en las salinas del Salar de Atacama, en el norte del país, pero la producción está limitada por las cuotas establecidas por Corfo. En la actualidad, sólo dos compañías, Albemarle y Sociedad Química y Minera de Chile, extraen el litio de la salmuera en la superficie, que se evapora en el implacable sol del desierto.

Los límites con respecto a los suministros han contribuido a elevar los precios del litio, que casi se han duplicado desde 2015.

La licitación se produce conforme las compañías de baterías y coches eléctricos están mostrando cada vez más interés en los recursos de Chile. Aunque Bitran no quiso nombrar las compañías, la empresa china BYD, fabricante de baterías y coches eléctricos, parcialmente propiedad de Warren Buffett, dijo este mes que estaba en conversaciones con productores de litio en Chile acerca de posibles tratos para asegurar los suministros.

En enero, Albemarle firmó un acuerdo con Corfo para ampliar su cuota autorizada de producción de litio del desierto de Atacama a 80 mil toneladas anuales, frente a 25 mil en 2015.

La fecha límite para la licitación es el 31 de mayo y entre tres y seis compañías quedarían precalificadas según el valor añadido de sus proyectos en relación con la tonelada de litio consumido, dijo Bitran. Los resultados finales serán anunciados en noviembre.

"No es un concurso de belleza; tiene que ser un compromiso firme", añadió Bitran.

Los candidatos que tengan éxito tendrán acceso a aproximadamente 20 mil toneladas del litio de Albemarle al precio más bajo disponible en el mercado de exportación cuando la compañía alcance su cuota de 80 mil toneladas, dijo.

Ellos también disfrutarían de acceso a la electricidad a bajo costo de Chile, cuyo precio ha disminuido desde 120 dólares por megavatio/hora en 2014 a menos de 50, debido al crecimiento de la energía renovable, dijo Bitran. Chile tiene uno de los niveles más altos de radiación solar en el mundo en la región de Atacama.

"Ahora nos estamos volviendo muy competitivos en términos de costos de energía", dijo. "Esto es muy importante, porque quien compre un coche eléctrico está realmente fijando un valor al contenido de carbono de todos los componentes, incluyendo la batería".

Friday, April 14, 2017

Otra cara de la medalla en el proyecto del litio

No tendríamos un panorama completo si no incluimos opiniones de expertos en la materia, justamente cuando se promociona el interés de 25 empresas entre nacionales y extranjeras, por acceder a un contrato con la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos (GNRE) e invertir en la construcción de una planta industrial de carbonato de litio.

El hecho que parece encaminar el proyecto hacia la fase práctica de cumplimiento de metas elementalmente necesarias, no está fuera de las necesidades que se requieren para alcanzar el objetivo previsto de obtener $us 1.500 millones al año, sin embargo por la observación que plantea el consultor internacional y experto en el tema del litio, Juan Carlos Zuleta, el proyecto boliviano está atrasado.

En una declaración a la Agencia EFE, Zuleta señala que el litio es un factor clave en la nueva matriz energética global en la que "Bolivia no formará parte de la misma" a pesar de tener junto a la Argentina las mayores reservas mundiales del mineral. El experto añade otro concepto y remarca que "Bolivia no formará parte de esa matriz porque no ha podido hacer las cosas a su tiempo".

Se exponen algunas diferencias en materia de producción, al señalarse que nuestro país ha exportado muy pocas toneladas de carbonato de litio a la China, mientras que Argentina produjo alrededor de 29.000 toneladas sólo el año pasado, lo que muestra una diferencia en ese rubro.

Por otra parte el consultor J.C. Zuleta, formula una importante aclaración en función al potencial de las reservas de litio y recuerda que "según el Servicio Geológico de Estados Unidos, Bolivia tiene reservas de nueve millones de toneladas métricas de litio de contenido metálico en el salar de Uyuni, pero el Gobierno (boliviano) habla de 100 millones" algo que el expositor considera como "datos sensacionalistas".

La creación de la nueva empresa estatal, Yacimientos de Litio Boliviano (YLB), para impulsar la explotación del mineral, según el experto, "se trata de una medida distractiva más para seguir desatendiendo los problemas de fondo, relacionados con una supuesta incapacidad de las autoridades responsables para avanzar hacia la etapa industrial de la producción de carbonato de litio".

Se recuerda que el 2015 se contrató la empresa alemana K-Utec AG, para elaborar el diseño de una planta industrial para producir ese producto, empero a la fecha no se menciona el resultado de esa operación.

En los últimos días se ha señalado el interés de 25 empresas interesadas en incorporarse al proyecto del litio boliviano. A propósito de ese tema el consultor Zuleta sostiene que: "Bolivia llega tarde al mercado y, en el caso de que se cumplan las previsiones gubernamentales más optimistas de avanzar hacia una producción anual de 30.000 toneladas métricas de carbonato de litio, la cuota de Bolivia en ese escenario sólo alcanzaría a un 10%".

Esta es la otra cara de la medalla, la otra está incluida en la primera página de la `presente edición. Un tema para pensar seriamente en el futuro del litio, sólo el tiempo nos mostrará la realidad.

Planta industrial de carbonato de litio en la mira de 25 empresas interesadas

En los últimos días se han conocido importantes novedades en torno al avance global del proyecto de explotación e industrialización del litio boliviano, contenido en la rica reserva de los salares de Uyuni y Coipasa, cuyo potencial significa colocar a Bolivia, como el país de mayores reservas de litio, a nivel mundial.

Este hecho genera una alta responsabilidad de parte de los ejecutivos de área en lo que corresponde a establecer prioridades para industrializar nuestra rica materia prima y ponernos en el nivel más alto de producción en el mercado internacional para competir con los países vecinos, el caso de Chile y Argentina que también está definiendo políticas agresivas para alcanzar el objetivo de fabricar baterías y disponer de otros elementos subsidiarios del litio para su comercialización.

El informe resumido señala que la constricción de la planta industrial de litio en Bolivia, movió el interés de doce países y de estos veinticinco empresas se anotaron para entrar en la competencia de adjudicación que tendrá por lo menos dos fases importantes, antes de elegir a la mejor que deberá demostrar la mayor experiencia de nivel tecnológico, pero además la mejor propuesta financiera.

El ahora viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Luis Alberto Echazú mostró mucho optimismo, al confirmar que evidentemente más de una veintena de empresas están en la mira del litio, en pos de invertir y transferir tecnología, justo los dos elementos vitales para encarar la futura industria boliviana, la mayor en materia del orden minero estratégico.

La perspectiva señala que la explotación del litio generará al Estado boliviano ingresos por al menos 1.500 millones de dólares por año, una vez que sean habilitadas e implementadas convenientemente las plantas de tratamiento que se construirán en zonas aledañas al reservorio de litio en jurisdicción potosina.

Varias plantas para explotar litio.

De aquí adelante se habla de la construcción de tres plantas importantes, pero hay que recordar que ya están en funcionamiento las plantas "piloto" de cloruro de potasio, que se inauguró en agosto de 2012, la de carbonato de litio que funciona desde enero del 2013 y la de baterías de ion litio que se puso en marcha en febrero del 2014. La planta de carbonato de litio produce actualmente un promedio de cinco toneladas mensuales, anticipándose que esa cantidad se elevará en los próximos meses. En cuanto a la de baterías la misma será completada tecnológicamente y el próximo año se convertirá en una planta semi industrial.

La expectativa está latente por las nuevas plantas, una primera que comenzará a construirse a mediados del presente año, será la Planta Industrial de Carbonato de Litio ubicada en Uyuni, que si se firma el contrato con una adjudicataria del proyecto la misma podría estar habilitada en algo más de un año con las pruebas de producción. Para este primer objetivo es que hay interés de 25 empresas, cuyos sobres de "expresión de interés" ya se abrieron y se espera la calificación correspondiente, fase en la que se tomarán en cuenta una serie de elementos que permitan elegir a la empresa que tenga el mejor perfil técnico y económico, experiencia, capacidad y solvencia tributaria, en lo que significa la primera fase selectiva para que en una segunda etapa se invite a las que aprobaron un primer paso y puedan complementar sus ofertas, que igualmente serán evaluadas con bastante rigurosidad.

Por su parte el ejecutivo de la Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos (GNRE), ahora Juan Carlos Montenegro, añadió que la segunda fase de esa dependencia es la construcción de otras dos plantas industriales.

Al describirse el segundo proyecto se habla de la Planta Industrial de Sales de Potasio, también ubicada en Uyuni y que ya tiene un avance mayor al 60% de obras, bajo responsabilidad de la empresa china CAMC, que como se recordará confrontó algunos problemas que han sido calificados como "mediáticos más que reales", existiendo un compromiso de entregar la planta en 28 meses, pese a que el convenio señala 30. Algo se ganará en tiempo.

El tercer proyecto corresponde a la Planta Piloto de Materiales Catódicos, que se implementará en el complejo industrial de La Palca, Potosí y que en este mes del año muestra un avance del 95% en su instalación. Para poner en marcha este proyecto se cumplen negociaciones desde la pasada gestión, por una parte con un consorcio canadiense, otro alemán y se considerarán propuestas de Rusia y Australia cuyas compañías están interesadas en tomar a su cargo lo que significa toda la cadena de "agregación de valor" a partir de las sales y la producción de carbonato o hidróxido.

Un dato adicional confirma que el proceso de industrialización del litio demandará una inversión de 900 millones de dólares, hacia su consolidación, estimándose que todo el proceso se prolongue entre 4 a 5 años venideros. Sin embargo se anota que la Planta Piloto de Cloruro de Potasio ya logró cierta producción para su comercialización, lo que significó la veta de 250 toneladas, que permitieron recuperar 120 mil dólares. La tonelada se vendía el año de la operación a razón de 478 dólares. La adjudicataria fue una empresa de Santa Cruz.

Por los informes que provienen tanto del viceministerio de Altas Tecnologías Energéticas, como de la GNRE, las operaciones en torno al megaproyecto del litio están marchando con definiciones concretas, estimándose ciertos plazos necesarios para que cuatro plantas entren en funcionamiento para alcanzar el objetivo de industrializar el litio.

Estas decisiones sectoriales, en lo que corresponde a ésta materia y frente a las que desarrollan los países vecinos, ha movido el interés de 12 países y des estos 25 empresas interesadas en el gran negocio de lo que se viene en llamar "el oro blanco". Algunas de las proponentes, también tienen expectativas por la explotación de litio en Chile y Argentina.

A propósito de las empresas proponentes, se menciona a siete de origen chino, dos de Inglaterra, cinco empresas bolivianas asociadas con igual número de extranjeras, también están en la competencia una coreana, otra de Estados Unidos, una rusa, tres españolas, una mexicana, una peruana y tres alemanas. El inusitado interés se despejará luego que se hagan conocer las calificaciones preliminares y que se relacionan con la planta industrial de carbonato de litio que pone en juego 150 millones de dólares y se espera que produzca 15 mil toneladas de carbonato de litio al año.

Tuesday, April 11, 2017

La planta industrial de litio prevé estar lista en un año

La construcción, montaje e inicio de operaciones de prueba de la Planta Industrial de Carbonato de Litio, en el Salar de Uyuni, demorará un año y producirá 15 mil toneladas de carbonato de litio por año.

“Si firmamos el contrato (para la construcción) entre mayo, junio o julio de este año, estamos construyendo y arrancando en el mismo mes del próximo año (2018) con pruebas (de operación)”, dijo el domingo a la red de medios estatales el viceministro de Altas Tecnologías Energéticas, Luis Alberto Echazú.

Agregó que las 15 mil toneladas de carbonato de litio que producirá la planta permitirá generar alrededor de $us 150 millones anuales por un precio de venta de $us 10 mil la toneladas.

La Gerencia Nacional de Recursos Evaporíticos (GNRE) procedió la pasada semana a la apertura de sobres, e informó que 25 empresas presentaron sus expresiones de interés para la construcción, montaje y puesta en marcha de la planta industrial de carbonato de litio, proyecto impulsado por el Gobierno.

Echazú indicó que la actual planta piloto de baterías que funciona en el Salar de Uyuni se convertirá en semiindustrial para la gestión 2018.
“Empezamos negociaciones hace cuatro meses, el año pasado, con un consorcio canadiense, alemán, y hay propuestas rusas, australianas, para toda la cadena de agresión de valor”, sostuvo el Viceministro y se refirió a las empresas interesadas en acompañar el proyecto de industrialización del litio.

De acuerdo con la autoridad, todo el proyecto estatal generará ingresos por más de $us 1.500 millones en unos cuatro a cinco años, cifra que en la actualidad representa “casi la totalidad de las exportaciones mineras nacionales” por año. Agregó que en este momento se trabaja en la calificación de las interesadas en la planta industrial de litio.

Importante

El Gobierno informó que existe un incremento sustancial de la demanda de carbonato de litio, lo que produjo que su precio por tonelada suba en cien por ciento en casi un año.
La planta industrial de litio generó el interés de 25 empresas de varios países.

Monday, April 10, 2017

Experto advierte que Bolivia no entrará en nueva matriz energética con litio



El litio es "un factor clave" en la nueva matriz energética global pero "Bolivia no formará parte" de la misma a pesar de tener, junto a Argentina, las mayores reservas mundiales del mineral, advirtió el consultor internacional en este sector Juan Carlos Zuleta.

"En este momento estamos viendo el anticipo del acomodo de las diferentes fuerzas del mercado en la nueva matriz energética global, donde el litio es obviamente un factor clave", dijo Zuleta en una entrevista con Efe, pero "Bolivia no formará parte de esta nueva matriz porque no ha podido hacer las cosas a su tiempo".

El Gobierno de Evo Morales señaló la industrialización del litio como un objetivo económico prioritario en 2008, pero hasta el momento ha exportado muy pocas toneladas de carbonato de litio a China, mientras que Argentina produjo alrededor de 29.000 toneladas el año pasado, explicó Zuleta, de nacionalidad boliviana.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, Bolivia tiene reservas de nueve millones de toneladas métricas de litio de contenido metálico en el Salar de Uyuni, pero el Gobierno habla de 100 millones, algo que Zuleta calificó de "datos sensacionalistas".

El parlamento boliviano aprobó el 31 de marzo la creación de Yacimientos de Litio Boliviano (YLB), una nueva empresa estatal para impulsar la explotación del mineral, que sirve entre otras cosas para fabricar baterías eléctricas, incluidas las de los automóviles.

Según el experto, se trata de "una medida distractiva más para seguir desatendiendo los problemas de fondo", relacionados con supuesta "incapacidad" de las autoridades responsables para avanzar hacia la etapa industrial de la producción de carbonato de litio.

En agosto de 2015 Bolivia contrató a la empresa alemana K-UTEC AG Salt Technologies para elaborar el diseño de una planta industrial para producir ese producto, pero tras meses de retraso, según Zuleta, no hay "ninguna referencia clara y consistente del estado de la situación en cuanto a la elaboración de ese diseño".

El Gobierno ha anunciado esta semana que hay 26 empresas internacionales, sobre todo de Asia y Europa, interesadas en construir la planta de desarrollo industrial del producto.

No obstante, el consultor sostiene que Bolivia llega tarde al mercado y, en el caso de que se cumplan las previsiones gubernamentales más optimistas de avanzar hacia una producción anual de 30.000 toneladas métricas de carbonato de litio, la cuota de Bolivia en ese escenario solo alcanzaría a un 10 %.

"Queda muy atrás la idea distorsionada del vicepresidente que habla de que Bolivia va a dominar el mercado y va a fijar los precios del litio", comentó en referencia a la proyección que ha expresado la segunda autoridad del Estado, Álvaro García Linera.

De acuerdo con Zuleta, Bolivia tampoco ha avanzado en la certificación de la totalidad de las reservas del Salar de Uyuni y "ha dejado de ser el único líder en cuanto se refiere a recursos identificados del mundo".

"A partir de febrero de este año ese liderazgo ha empezado a compartirlo con Argentina" que, explicó Zuleta, ha realizado mayores esfuerzos en prospección y certificación.

Las previsiones del Gobierno anunciadas en 2015 consistían en sumar inversiones que en 2018 lleguen a 617 millones de dólares para desarrollar el sector.

Al respecto, Zuleta prefiere hablar de "gasto", porque considera que las decisiones estratégicas de inversión han sido erróneas.

Bolivia ha centrado sus esfuerzos en construir piscinas de evaporación solar, que ocupan hectáreas de extensión y requieren "mucho movimiento de tierras" y "mucho combustible".

Además, este método de evaporación es el recomendado para lugares donde prácticamente no llueve, como el salar de Atacama (Chile), donde la tasa de evaporación es más del doble que en Uyuni, explicó.

En el caso boliviano, se podrían haber aplicado métodos de separación química o de evaporación térmica aprovechando las reservas de gas natural del país, argumentó.

Uno de los problemas del litio boliviano es su baja concentración en salmuera si se compara con lo que sucede en Chile y Argentina.

Sin embargo, esa concentración relativamente baja lleva aparejada, en contraste, una presencia alta de magnesio.

"Se conoce que el magnesio hoy en día tiene propiedades industriales que no se han podido aprovechar por falta de conocimiento e investigación", dijo, y sostuvo que empresas chinas y coreanas están interesadas en los salares bolivianos por esa razón.

"El valor del magnesio en el salar de Uyuni podría ser incluso superior al del litio", sostuvo el experto y aseguró que "las aleaciones de magnesio podrían hacer una verdadera revolución, sobre todo en el campo automotriz".

Por ello, recomendó "cambiar el chip", algo que "consistiría en que Bolivia se ocupe de entrada en el desarrollo del magnesio como recurso principal y del litio, como secundario", algo que implicará un trabajo adicional porque se requeriría de mucha energía. (07/04/2017)